Tratamos de cuidar y mejorar la rentabilidad del propietario como si la vivienda fuese nuestra

By 27 febrero, 2018 Noticias

Después de 14 años dedicándonos a la gestión de patrimonio, hemos logrado detectar rápidamente las necesidades de cada operación. Desde fijar el precio acorde con el mercado, cosa que nos facilita nuestra perspectiva de asesor independiente, hasta la importancia de hacer un reportaje fotográfico profesional para que el inmueble maximice su valor una vez se publique online. Monitorizamos el rendimiento de cada piso que gestionamos y sobrellevamos una gestión activa, proponiendo cambios, asesorando en materia de reforma o cambio de mobiliario, y actualizando la renta de forma periódica, para que la propiedad no pierda poder adquisitivo con el paso del tiempo.

Hemos conseguido tener una visión aguda del perfil del cliente, sabiendo las garantías necesarias para garantizar el pago, pero sin descartar operaciones por sus circunstancias particulares.

Gestionar una vivienda de manera profesional significa que en un solo día podemos tener alquilada su casa, pero esto no es fruto de la casualidad o de menospreciar el valor del inmueble, sino de un importante trabajo desde hace semanas atrás. Por ello nos hemos convertido en expertos a la hora de conseguir la concatenación de arrendatarios, que es fundamental para pulir la rentabilidad a largo plazo. Nuestro tamaño y experiencia, así como estar situados estratégicamente en el centro de la ciudad, nos permite ser probablemente uno de los equipos más ágiles y productivos de Madrid.

Dejar un piso en nuestras manos supone poder irse de vacaciones o dedicarse plenamente a su trabajo y familia, porque nosotros nos encargamos de acudir cuando los inquilinos tienen problemas, hay averías o necesitan asesoramiento. Disponemos de un equipo de mantenimiento propio que nos acompaña desde nuestros orígenes.

Nuestro día a día es la comunicación con el propietario e inquilino, fluida y directa, tratando de ser el filtro necesario para que tener arrendatarios no suponga un quebradero de cabeza, y solucionando las incidencias que acontecen al arrendatario. De cara a éste, su satisfacción es para nosotros el pilar fundamental de nuestra red comercial, por ser nuestros mejores prescriptores. “Muchas veces se sorprenden cuando les decimos que un piso que han venido a ver creemos que no es el ideal para ellos.” Pero entendemos que un alquiler bien gestionado consiste en que ambas partes estén contentas.